La lactancia mixta

¿Cómo combinar pecho y biberón?

Optar por la llamada técnica de lactancia mixta permite al bebé seguir obteniendo todos los valores nutricionales de la leche materna mientras que te da una mayor libertad para alimentarlo fuera de casa. También permite que tu pareja se implique más en la alimentación del bebé, especialmente con las papas nocturnas. Sin embargo, cuanto menos tome el pecho el bebé, menos leche producirá tu cuerpo por lo que una vez que empieces con la mamadera te puede costar volver a darle el pecho.

Todo esto hace que optar por una técnica mixta sea una decisión importante que no debes tomar sin consultar antes con tu médico.

Normalmente, no deberías empezar con la técnica mixta hasta que el proceso de dar el pecho esté plenamente establecido (más o menos hasta las 6 u 8 semanas). Si empiezas a utilizar fórmulas lácteas con mamadera antes de haber acostumbrado al bebé a mamar, puede que prefiera la mamadera y rechace por completo la idea de tomar el pecho. Si esperas, es menos probable que crees confusión en el bebé y tu cuerpo tendrá tiempo de aprender cuánta leche debe producir y con qué frecuencia.

Tu cuerpo va a necesitar al menos 7 días para acostumbrarse a producir menos leche. Reducir poco a poco las tomas, una menos cada semana, te ayudará a evitar que los senos se te sobrecarguen o tengan fugas. Atenerse a una rutina constante hará que tus senos se habitúen a producir las cantidades adecuadas. Por ejemplo, si es por la noche, simplemente dejarás de producir leche para esa toma. Pero recuerda, una vez que has dado ese paso, puede ser complicado dar marcha atrás.

Al principio, no todos los bebés se adaptan con facilidad a tomar la mamadera. Si es el caso del tuyo prueba a:

  • Dejar que otra persona se la dé (sale de la habitación para que el bebé no pueda verte ni oler la leche materna).
  • Sujetar al bebé en otra posición, por ejemplo, recostándolo contra tu parte delantera y dándote la espalda.
  • Experimentar con distintos tipos de tetinas.

Desarrollo del bebé de 1 mes.

¿Qué ocurre en esta etapa?

Durante el primer mes, tu pequeño experimentará un montón de cambios que le harán pasar de ser un recién nacido a ser un bebé. Detalles como que empiece a reaccionar cuando llaman a la puerta son señales de que está creciendo mental y físicamente.

En cuanto a las tomas, quizá hayas notado que su apetito ha disminuido levemente.

Tranquila, a partir de la 6ª semana pegará un estirón y estará mucho más hambriento por lo que deberás incrementar la frecuencia de tomas unos días.

Como tu cuerpo se adapta de forma natural a las necesidades y cambios de apetito de tu hijo, es posible que produzcas más leche especialmente por la noche.

Asegúrate de beber mucha agua y de comer lo mejor posible. La deshidratación y el cansancio son frecuentes durante la lactancia. Además, tu bebé come de ti, y de tu dieta dependerá que tu leche contenga todos los nutrientes que va a necesitar en esta etapa de crecimiento.

Según se van desarrollando los músculos, es posible que tu hijo pueda ya elevar la cabeza ligeramente cuando está boca abajo. El reflejo innato de tomar objetos se va fortaleciendo, sus manos agarran automáticamente y con firmeza cualquier cosa que se le ponga en la palma.

Otros cambios que ocurren en esta etapa:

  • Llanto: Aunque llorar continúa siendo la principal forma de comunicación del bebé, posiblemente lo oigas balbucear o tatarear sonidos cuando esté a gusto y contento. Es también su forma de explorar los sonidos que puede hacer y cómo hacerlos.
  • Sonrisa: Incluso siendo tan pequeñitos, algunos bebés saben sonreír. Algunas veces puede que su sonrisa sea un gesto accidental. Si se le iluminan los ojos como a los adultos, es que es de verdad.

Recuerda que tu bebé aprende por imitación. Cuanto más sonrías tú, más probable será que lo haga él también.

Aún así, los bebés sólo sonríen cuando están listos para ello. A algunos les lleva un tiempo, pero eso no quiere decir que sean infelices. Puedes intentar sacarle sus primeras sonrisas haciéndole cosquillas, dándole un abrazo y jugando con él.

  • Vista: En estos momentos la vista del bebé se está desarrollando en cuanto a calidad y alcance, aunque es todavía bastante limitada. Lo que más le va a llamar la atención son las caras humanas (sobre todo la tuya) y los objetos móviles.
Desarrollo del bebé de 2 meses.

¿Qué ocurre en esta etapa?

Seguramente ya empieces a reconocer sus voces, y empieces a descubrir qué le gusta y qué no. También vas a notar que cada vez aguanta más tiempo despierto.

Como se está desarrollando tanto, las tomas nocturnas son esenciales. Dan al bebé la nutrición que necesita para crecer y garantizan que la producción de leche se mantenga constante.

Algunas mamás observan que el bebé empieza a mamar durante más tiempo, pero con menos frecuencia. Otras madres, cuyos bebés toman el pecho con más frecuencia durante el día, quizá noten que su hijo empieza a necesitar menos tomas durante la noche. 

En esta etapa lo mejor es adaptarse a lo que dicte el bebé y darle el pecho cuando esté hambriento, pero posiblemente pronto vas a empezar a ver que se empiezan a establecer patrones para las tomas.

Los problemas relacionados con la alimentación, como cólicos, son habituales en esta etapa. Aunque afectan a uno de cada cuatro bebés de pocos meses, se desconoce la verdadera causa, por lo que cuesta diagnosticarlos. Pero tranquila, ni son dañinos ni duran para siempre.

Otros cambios que ocurren en esta etapa

  • La tranquilidad que da la mamá: En sus brazos el bebé se siente más seguro, aunque también le reconforta chuparse los dedos, el pulgar o usar un chupete.
  • Ritmo de desarrollo: En general, lo primero que se fortalecen son los músculos del cuello que soportan la cabeza. Después los hombros, el pecho y la parte baja de la espalda. Las piernas es lo último que se desarrolla. Por eso, es posible que, cuando se acueste boca abajo pueda levantar un poco la cabecita, y empiece a enderezarse lentamente (y a retener menos gases). Conforme vaya adquiriendo fuerza, sus músculos se harán más sensibles a la estimulación y puede empezar a mover los brazos.
  • Comunicación: No hace falta que tu hijo forme palabras para comunicarse. Los simples ruidos, los balbuceos y tarareos a modo de respuesta a tu voz le vienen instintivamente, especialmente dado que tu voz es probablemente su sonido favorito.
  • Tomar y agarrar: Según tu hijo va descubriendo sus propias manos y nuevos movimientos, va a ir dejando de lado su instinto de tomar para explorar todo lo que tenga a su alcance. 

A tu bebé le fascina todo lo nuevo. Darle juguetes u otros objetos seguros para él es la mejor forma de estimularle en esta etapa de crecimiento.

Desarrollo del bebé de 3 meses.

¿Qué ocurre en esta etapa?

Seguramente ya lo hayas notado. Tu bebé está cada vez más atento y se expresa con mayor facilidad. También tiene más fuerza en las manos y brazos para sujetar objetos. Hablar y jugar con él va a hacer que desarrolle más rápido sus habilidades psicomotrices.

Otros cambios que ocurren a los 3 meses:

  • Las tomas: Según va creciendo, también lo hace su apetito. Es importante no interpretar el hambre procedente de su último estirón (alrededor de las 6 semanas de vida) como una señal de que está listo para introducir otros alimentos. Hasta los 6 meses su aparato digestivo no se habrá desarrollado lo suficiente para asimilar otros alimentos que no sean leche. Puede resultar difícil estar al día con los cambios de apetito del bebé y muchas madres dicen que se preocupan con frecuencia de que su hijo no esté tomando suficiente leche, o de que se haya quedado hambriento tras la toma. Cada bebé es diferente, no hay una cantidad fija que se pueda considerar “suficiente”, pero puedes escuchar a tu hijo: los bebés hambrientos tienden a llorar para que se les dé de comer. Si le estás dando el pecho, hazlo con mayor frecuencia. Sujetarle cerca del pecho y observar cuando intenta mamar, también te ayudará a saber si tiene hambre.
  • Sostener la cabeza levantada: En esta etapa el cuerpo del bebé ya no estará tan arqueado y su espina dorsal estará larga y recta. La fortaleza de los músculos del cuello le permite sujetar la cabeza en línea con el cuerpo y pronto va a utilizar los brazos como apoyo. Sus manos siguen siendo fuente de fascinación y puede que intente estirarse para alcanzar algún objeto. Sin embargo, todavía no será capaz de ejercer el control necesario para conseguir agarrarlo.
  • Comunicación: Es posible que tu hijo empiece pronto a experimentar con los sonidos, comenzando con letras como la P, la B y la M, que se pueden pronunciar fácilmente con los labios. Por esa razón, “mamá” y “papá” suelen ser las primeras palabras de muchos bebés. 
  • Desarrollo de los sentidos: Aunque los sonidos altos pueden sobresaltarle o hacerle llorar, la familiaridad de tu voz lo calmará rápidamente. Su curiosidad no tiene límites; le interesa todo lo que sucede a su alrededor y utiliza todos sus sentidos para explorar el mundo que le rodea. El tacto es el único sentido que da a tu hijo tres cosas que necesita: sensación de protección y seguridad, relación con el mundo que le rodea y un canal por el que te puedes comunicar con él y él te puede corresponder.
Desarrollo del bebé 6 meses

¿Qué ocurre en esta etapa?

Una vez que tu hijo cumple 6 meses, puedes empezar a pensar en prepararlo para la alimentación complementaria. Aunque durante los primeros 6 meses la leche va a ser su principal fuente de alimentación, cuanto más activo está, más necesidad tiene de complementar su dieta con nuevos y nutritivos alimentos.

Otros cambios que ocurren a los 6 meses:

  • Síntomas al iniciar la alimentación complementaria: En este momento ya tendrá la capacidad de mantenerse sentado y mover las manos para poder tocar la comida. Estará desapareciendo lo que se conoce como “reflejo de protrusión”, que consiste en sacar la lengua cada vez que se le tocan los labios o cuando se introduce algo en la boca. Si todavía está presente, es probable que te cueste darle la comida sin que la escupa. Sus músculos masticatorios todavía se están desarrollando y también debe aprender a tragar diferentes texturas de a poco. Por eso, en un principio, la consistencia de la comida debe ser tipo papilla sin trocitos que lo puedan atragantar. Al comienzo, sólo va a comer dos o tres cucharadas, aunque pueda parecer poco, pero luego va a ir incrementando gradualmente la cantidad. 
  • Si le estás dando el biberón, a partir de los 6 meses o más, la fórmula láctea de continuación también puede resultar ser una buena fuente nutritiva. Están expresamente pensadas para complementar la dieta de destete del bebé y le aportan el hierro que necesita en esta etapa.
  • Sentarse: Tu hijo está a punto de comenzar otra serie de cambios. A medida que los brazos, la parte superior de su cuerpo y el cuello se hacen más fuertes, podrá sentarse, moverse e incluso darse la vuelta solo. Si esta nueva habilidad te complica los cambios de pañal, pon la manta cambia-pañales en el suelo para evitar accidentes y no dejes solo al bebé bajo ningún concepto. El suelo también es un lugar ideal para jugar. Pon al bebé boca abajo y anímalo a que se estire para atrapar los juguetes que estén ligeramente fuera de su alcance. Esto fortalece los músculos del estómago, además de brindarle una oportunidad de oro para darse la vuelta, un hito importante en el desarrollo de tu hijo.
  • Mejor sujeción de los objetos: Tu hijo está descubriendo cómo usar las manos y los dedos en las acciones del día a día, cómo tomar un juguete o un móvil colgante y otros objetos que estén cerca. A medida que su reflejo innato de agarrar se va transformando en movimientos de manos y dedos más controlados, podrá explorar objetos sujetándolos y agitándolos con las manos en vez de simplemente chuparlos. Si le estás dando el biberón deja que tu hijo lo sujete, mejorará su capacidad para tomar objetos y te dejará libertad para hacer otras cosas.
  • Mejora de la vista: Ahora puede ver a más distancia y enfocar mejor, incluso hasta ver los dedos de sus pies. A medida que su universo se vuelve más entretenido y colorido, ¡conviene que te sujetes el pelo! y que mantengas los anteojos fuera de su alcance. Hacia los 6 meses ya podrá ver hasta el otro extremo de la habitación.
  • En busca de su voz: A los 6 meses es probable que estés impresionada con la variedad de sonidos nuevos que tu hijo sabe hacer. Además de arrullos y parloteos, quizá hasta oigas sílabas como “ma” y “pa”. Seguramente pasará un tiempo hasta que tu hijo sepa decir “mamá”, pero en todo caso resulta agradable y muy entretenido oírlo. Quizá también empieces a escuchar auténticas carcajadas y risas, especialmente durante el juego. Las cosquillas son la forma más obvia de producir risa. Cuánto más alegría te causen sus avances, más alegre se sentirá él también.
  • Aprendizaje: Los estudios demuestran que hablar y cantar a tu bebé favorecen el desarrollo del habla. Aunque es posible que no te entienda, será capaz de procesar los sonidos y acabará copiando lo que oye. Hablarle, moverlo y jugar fomentan el proceso de aprendizaje. Prueba en rellenar un envase plástico con arroz o pasta, ciérrala de forma segura y dásela para jugar. Además de ejercitar sus manos y dedos, los ruidos que hace le divierten y ayudan a comprender que sus actos tienen consecuencias.
Desarrollo del bebé de 7 a 9 meses

¿Qué ocurre en esta etapa?

  • Ahora más que nunca, tu bebé está deseando descubrir, tocar y probar todo lo que está a su alcance. Es posible que tengas que acomodar la casa en función de sus nuevas habilidades para que esté seguro en todo momento.
  • En esta época también empieza a forjarse su personalidad y sus gustos, es normal que sólo quiera un juguete y rechace el resto.
  • Como seguramente ya habrás iniciado la alimentación complementaria, debes saber que no hay un alimento único capaz de darle todos los nutrientes que necesita. Sólo por medio de una dieta variada podrás encontrar el equilibrio de vitaminas y minerales que lo hará crecer y desarrollarse.
  • Los alimentos ricos en hierro y la leche materna son también esenciales en esta etapa, pues las reservas naturales de hierro con las que nació comienzan a escasear hacia los 6 meses. 
  • Incorporar nuevos sabores y texturas a su dieta no sólo lo mantendrán más interesado en la comida, sino que también lo ayudan a aprender a comer y desarrollar las habilidades necesarias para masticar. No dudes en darle una cuchara y dejarlo que se ensucie, ¡todo contribuye a su proceso de aprendizaje! Préstale atención cuando esté en la sillita de comer. Señales como que pueda tomar los alimentos con las manos y llevárselos a la boca puede que te indiquen que ya está listo para empezar a jugar con cubiertos para bebés.
  • Si no está siendo amamantado, puede que te plantees pasar a una fórmula láctea de continuación especialmente diseñada para complementar la alimentación de esta etapa, porque le aporta más hierro, vitaminas y minerales que la leche de vaca y menos sodio y proteínas. No te olvides que los expertos en nutrición infantil recomiendan no introducir la leche de vaca en su alimentación antes de los 36 meses. 

 

 

Poner la casa a prueba de bebés:

 

  • Los bebés de esta edad aprenden lo que pasa con los objetos si los sueltan o los lanzan. Practicar esta nueva habilidad les puede resultar de lo más entretenido, aunque comprensiblemente, ¡a ti no te lo parezca tanto! Éste es también el momento en que algunos bebés aprenden a gatear, otros se arrastran de cola y otros progresan directamente a pararse y empezar a caminar. Muchos se mueven hacia atrás, lo que también le permite seguir sosteniendo su juguete favorito. Independientemente de cómo decida moverse, su creciente grado de actividad implica que va a necesitar mucho espacio para explorar. Les lleva un tiempo comprender lo que significa “¡no!”, por lo que poner la casa “a prueba de bebés” mantendrá fuera de peligro a tu hijo y a los objetos frágiles que tengas.

 

Jugar fomenta su desarrollo:

 

  • La parte del cerebro del bebé que controla sus habilidades motrices (o su capacidad para moverse) ya está desarrollado para poder controlar la parte superior de su cuerpo. Sin embargo, durante esta siguiente etapa, es el turno de que se desarrolle la parte inferior, las manos y los pies. A medida que aumenta el control del bebé sobre los músculos de sus piernas, podrá soportar más peso en los pies y seguramente se la pasará saltando en tu falda o en un saltador.
Intenta crear un espacio de recreo para tu hijo poniendo obstáculos con colchas o almohadas para que tenga que pasar arrastrándose o gateando. Servirá no sólo para fortalecer sus músculos, sino que favorecerá su instinto explorador.

Angustia por la separación:

  • A los 7 meses, y a medida que tu hijo comienza a entender el concepto de espacio, se dará cuenta que no está físicamente unido a ti. Esta “angustia por la separación” puede suponer que se sienta asustado y no quiera dejarte ir cuando intentas salir de la habitación, incluso cuando es sólo por un rato. Algunos bebés se angustian cuando los pones en el suelo y te alejas, incluso si es a menos de un metro. Puedes ayudar a que tu hijo se sienta más seguro ajustándote a una rutina constante.
Jugar a esconderte o esconder cosas también puede aliviar la ansiedad por la separación de tu hijo, a medida que aprende que no ver algo puede hasta resultar divertido y que realmente vuelves cuando le dijiste que volvías. Empieza por esconderle su juguete favorito y pedirle que lo encuentre. 

 

Construir palabras

 

  • Aunque todavía no hable, tu hijo empieza a reconocer su propio nombre y pronto se dará vuelta cuando lo oiga. Sus balbuceos van a empezar a parecerse a las palabras, a medida que va repitiendo los sonidos que ya domina.
A los 7 meses, cuando tu hijo diga “mamá” o “papá”, entiende su significado y se refiere a los personas más especiales de su vida, aunque se siga enredando con las palabras.
Balbucear, chillar o gritar son formas de expresar su opinión. También empezará a comprender el significado de la palabra “no”, pero eso no significa que siempre la obedezca.
Alergia e intolerancia en los bebés

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Navigation
Close

Carro de compras

Viewed

Vistos recientemente

Close

Categories